fbpx
R´difusion | 3,2,1… ¡Llegó el verano!
23596
post-template-default,single,single-post,postid-23596,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

3,2,1… ¡Llegó el verano!

El verano hay llegado y aumentan nuestras ganas por lucir un bronceado de ensueño mientras nos relajamos en la playa…

 

BLOG-PIEL-VERANO

 

Toma nota de nuestros consejos para disfrutar del verano sin descuidar tu piel:

1.Imprescindible realizar una limpieza y exfoliación profunda que elimine las células muertas del rostro y cuerpo, así como una hidratación de la piel para prepararla para la exposición solar.

2.Aunque muchos no conocen los protectores orales, son el mejor complemento para salvar los errores de aplicación de la crema y multiplica por tres la resistencia a las quemaduras solares. Se deben tomar 3 meses antes de la exposición solar, pero si aún no lo has hecho, nunca es tarde.

3.Un buen bronceado hace que parezcas hasta 4 kgr más delgada y disimula el aspecto de la piel de naranja tan temida en esta época… Si aún  no has tenido tiempo de broncearte, no olvides que existen los socorridos autobronceadores. 😉

 

gian-cescon-641060-unsplash

 

4. La piel del rostro está expuesta al sol durante todo el año y es más fina que la del cuerpo, por lo tanto necesita un producto específico, dependiendo del tipo de piel de cada persona, y con activos Matificantes o anti-edad en función de quién se lo aplique. Nunca debemos ponernos una protección en el rostro inferior al factor SPF 30, pero nosotros recomendamos factor SPF 50, ya que los productos actuales ya no dejan marcas blancas en la piel y el acabado es invisible.

5. Si quieres conseguir un bronceado de diez, te recomendamos aumentar el consumo de alimentos que ayudan a paliar los efectos nocivos del sol. Nuestra dieta mediterránea es rica en antioxidantes que reparan el daño celular que nos produce el astro rey. Contamos con los carotenos (zanahoria,tomate,sandía), ácidos grasos insaturados (pescados azules), Polifenoles del té verde con un alto poder antioxidante y antiinflamatorio, y el resveratol (presente en las uvas y el vino tinto).

6. Pensar que el sol urbano no tiene consecuencias dañinas en el rostro es uno de los errores más comunes. Todas las exposiciones que hacemos (salidas en bici, deporte al aire libre, aperitivo en una terracita) representan el 80% de nuestra exposición solar. La mejor opción para cuidarnos es usar un fotoprotector alto mezclado con tu maquillaje, de manera que se forme en el rostro un escudo global que proteja tanto de las radiaciones como de la polución.

7. Aunque no te hayas quemado, no olvides aplicarte un producto after sun, ya que es infinitamente más reparador que una crema corporal habitual, además de que ayuda a fijar y a prolongar el bronceado durante un periodo más largo de tiempo.

 

jens-kreuter-96504-unsplash

 

¡¡Siguiendo todos estos consejos podrás disfrutar de un verano maravilloso cuidando tu piel como se merece!! 😉