BLOG-ZONAS-QUE-DELATAN-LA-EDAD-RDIFUSION
15
Ene

Cómo cuidar esas zonas del cuerpo que delatan nuestros añitos…

A todos nos encanta cuidarnos y tener buen aspecto, pero hay ciertas zonas del cuerpo que delatan nuestra edad, y hay que prestarles algo más de atención que al resto. Pero tranquila, nosotros te decimos cómo cuidar esas zonas del cuerpo que delatan nuestros añitos.

Existen varias zonas del cuerpo que delatan nuestros añitos, pero que no les prestamos la suficiente atención en cuanto a cuidados se trata. Acciones tan sencillas como llevar una alimentación adecuada, ejercitar estas zonas y utilizar productos de belleza y cuidado adecuados son suficiente para mantenerlas siempre estupendas. Te contamos cómo cuidar cada una de estas zonas.

ESCOTE. La zona más olvidada por casi todo el mundo y que es una de las que más envejece, ya que los rayos solares recaen en todo momento sobre él. Hay que limpiarlo igual que el rostro, exfoliarlo, e hidratarlo con los mismos productos que se utilizan para el rostro, y en caso de que esté muy deteriorado, incluso aplicar productos específicos para esa zona. Nunca debemos olvidarnos de la protección solar.

RODILLAS. El paso del tiempo y los cambios de peso terminan por provocar una pérdida de firmeza en las rodillas. Para eliminar ese exceso de piel y ese aspecto rugoso es necesario utilizar la cosmética adecuada, acompañada en ciertos casos de la aparatología específica para potenciarla. Igualmente es importante hacer ejercicios para mantener la musculatura y tensar los tejidos.

MUSLOS. La vida sedentaria, los cambios hormonales y una alimentación pobre en proteínas terminan por provocar flacidez tanto en la cara interna como externa del muslo. Para mantenerlos firmes es necesario realizar ejercicios diarios (sentadillas, elevaciones de piernas laterales, entre otros.), y combinarlos con la cosmética adecuada y los tratamientos en cabina necesarios según los casos.

CUELLO. Otra zona delatora del paso del tiempo, y no solo por los años, sino también por el uso de los teléfonos móviles. Cada vez hay más jóvenes con arrugas en el cuello que no son acordes para su edad. Para evitar la aparición prematura de éstas, debemos usar auriculares al momento de hablar por teléfono para no doblar el cuello, y además aplicarnos productos específicos día y noche, de forma muy constante.

BRAZOS CONTORNEADOS. Son una de las zonas más difíciles de trabajar y de notar resultados, pero no es imposible. La combinación de ejercicio físico con mancuernas y los productos específicos reafirmantes del tejido, potenciados con la aparatología necesaria, dan muy buen resultado.

MANOS. Las más cuidadas y a la vez las más olvidadas… Nos preocupamos por esmaltarnos las uñas pero no por proteger la piel de los rayos solares ni de la pérdida de colágeno que se produce por la edad. Es muy importante aplicarnos productos que contengan protección solar y un sérum específico anti-envejecimiento para tratar manchas de la edad y pérdida de firmeza. Incluso, el cuidado de las manos debería considerarse como un tratamiento igual de importante que el del rostro o el escote.